¿Qué es un embudo de conversión?

La definición “embudo de conversión” o también conocido como “funnel de conversión” es muy conocido en el mundo del Marketing, por lo que se encuentra puramente asociado con los objetivos que nosotros mismos establecemos a la hora de llevar a cabo una tienda online, página web o blog.

Dicho embudo de conversión está conformado por distintos pasos o fases que deben funcionar de manera inconsciente en el visitante que llega a nuestra web y así poder cumplir un objetivo determinado. En mucho de los casos, ese objetivo se centra en buscar que se concrete una compra, se mejore el flujo de personas en nuestra plataforma o aumenten las conversiones.

Los pasos o fases del embudo de conversión son:

  1. Adquisición: Esta fase tiene como objetivo dar a conocer nuestra marca o servicio con el fin de atraer nuevos usuarios a nuestra web o blog. Esto se logra a través de las diferentes estrategias de marketing online, como lo son la optimización SEO, la generación de contenido, las participaciones en redes sociales, etc.
  2. Activación: En esta fase lo que principalmente se buscará es generar un interés en la audiencia. Esto lo lograremos al despertar una buena primera impresión de los usuarios con nuestra plataforma.
  3. Retención: El objetivo principal de esta fase es que logremos que los usuarios pasen un mayor tiempo en nuestra web y se fidelicen. Una vez que los usuarios llegan a esta fase del embudo de conversión es porque nos consideran una opción viable.
  4. Venta: Es una de las fases más importantes del embudo de conversión, ya que buscamos que los usuarios se conviertan en clientes reales. Lo que debemos tener en cuenta es que esta fase debe ser lo más fluida posible, es decir, que dirija al visitante de forma sencilla a convertirlo en cliente.
  5. Referencia: Esta fase del embudo de conversión es considerada un objetivo postventa, con el cual debemos conseguir que los clientes -que ya nos han comprado- se sientan satisfechos, cuenten con intenciones de volver y nos recomienden con otros usuarios.

Efectuar las fases o pasos del embudo de conversión te permitirá medir el porcentaje de pérdidas que se genera en cada uno de los pasos que el usuario realiza en la web.  Esto nos permitirá detectar ciertos problemas u errores en la plataforma y así poder corregir los mismos.

Cabe destacar que además de su función métrica, el embudo de conversión nos permitirá optimizar las distintas fases a partir de las acciones que el usuario ejerce en nuestra plataforma, es decir, analizaremos en que momento los usuarios abandonaron alguna fase del embudo y así focalizaremos nuestra atención en dicha fase que debemos mejorar.

El embudo de conversión es parte del Inbound Marketing, la misma, es una técnica del marketing digital que tiene como objetivo llegar al público de una manera que no sea molesta. Asimismo, uno de los errores más comunes que se produce en una campaña de marketing online o de inbound marketing es buscar atraer el mayor número de clientes, es decir, colocar usuarios en la fase más ancha del embudo que es la adquisición. En cambio, lo que debe buscarse es atraer un tipo de usuario específicamente más interesado en nuestro producto, con el objetivo de reducir el porcentaje de errores durante las distintas fases del embudo de conversión.

Like this article?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

Leave a comment

Relacionados