¿Por qué es importante tener un sitio web para el negocio?

¿Por qué los negocios deberían tener un sitio web?

Hoy día, si no tienes presencia en Internet, pareciera que no eres nada. Y lo cierto es que esta afirmación no va mal desencaminada. Cada vez son más negocios los que se dan cuenta de la importancia de un sitio web y se lanzan a tenerlo. Pero, ¿por una moda? ¿Porque lo hacen todos? ¿O hay motivos de peso para tenerlo?

En esta ocasión, queremos hablarte de por qué es importante tener un sitio web para el negocio. En otras palabras, la razón por la que muchas empresas cuentan con una página web en Internet para tener presencia, pero, también por otros motivos.

¿Por qué los negocios deberían tener un sitio web?

Una marca no solo piense pensar «a corto espacio» hoy día. Necesita también contar con una prospección de su negocio a través de las redes, y eso implica tener un buen sitio web. Si tienes en cuenta todo el tiempo que una persona pasa navegando por Internet, en las redes sociales, etc., entonces podrás saber que el que tu tienda, negocio, empresa… también tenga un hueco ahí y que puedan visitarlo es algo indispensable.

Si además tienes en cuenta que la tecnología se está volviendo la «base» de muchos, un sitio web puede significar la diferencia entre el éxito y supervivencia de un negocio y el hundimiento total de este.

No solo eso. También vas a lograr mejorar tu imagen. Porque darás la sensación de que te preocupas porque tus clientes lleguen a ti desde muchos canales diferentes: el teléfono móvil, el correo electrónico, la página web… Y eso ayuda a que sientan que te preocupas por tu negocio.

Los beneficios de tener una página web de tu negocio

Los beneficios de tener una página web de tu negocio

Todavía puedes estar reacio a tener un sitio web de tu negocio. Puede que pienses que es demasiado pequeño, o que abarcarás más de lo que puedes. Pero lo cierto es que no es así. Tener una página en Internet no quiere decir que vaya a “lloverte” trabajo. Tampoco que signifique que te van a conocer más si no le das publicidad.

Pero sí vas a conseguir ciertos beneficios que, de no hacerlo, no los vas a conseguir de otro modo:

Llegas a todo el mundo con tu sitio web

Tu negocio estará ubicado en un determinado lugar. Ya sea que tengas un local físico, o que trabajes sin él pero sí desde casa, lo normal es que solo te conozcan en tu barrio o, como mucho, en tu ciudad. Pero salir de ahí es más complicado. Salvo con un sitio web.

De esta forma, no solo alcanzas todo el país, sino todo el mundo. Cualquier puede llegar a tu página web, visitarla y ver lo que haces. Y eso implica que subirán tus suscriptores, tus visitantes y sí, también lo que puedas ganar con la página.

Ganas dinero de manera pasiva con tu sitio web

¿No lo habías pensado? Un sitio web también puede reportarte un beneficio económico. Eso sí, has de tener cuidado con el tipo de publicidad o cómo ganarte ese sobresueldo, ya que ha de ir acorde con la imagen que quieras dar.

Pero, por ejemplo, publicidad de Google, anunciantes, patrocinadores… son algunas opciones que repercutirán en tu negocio y pueden hacer que un sitio web te salga rentable (o al menos no te cueste).

Puedes vender tus productos y/o servicios

Es quizá lo que más relacionamos con un sitio web y un negocio, la posibilidad de dar a conocer tus productos y servicios para que otros lleguen, los vean y los compren. Y sí, aunque no lo creas, funciona bastante bien.

Si además te preocupas un poco por la página, la actualizas a menudo, le das contenido de calidad, etc. seguro que el posicionamiento sube y eso equivale a que más personas llegarán a tu web y podrán comprar más (con lo que tendrás más ventas).

Les das una forma de comunicarse contigo en tu sitio web

Porque con un sitio web puedes tener un correo electrónico, puedes tener la oportunidad de que dejen comentarios de los productos que has comprado, puedes habilitar un chat o incluso tener WhatsApp para que te hagan preguntas. En realidad, hay múltiples opciones.

Eso, con una tienda local, solo se quedaría en teléfono, in situ o correo electrónico (si lo piden, claro). Por tanto, puedes atender a los clientes, e incluso dar consejos, escribir trucos con tus productos o servicios y hacer contenido que sea útil para esos clientes que tienes. Y sin que necesiten esperar a que los atiendas en la tienda, sino que lo haces online.

Además, es una forma de acceder a tu negocio que está abierto las 24 horas del día, los 365 días del año (uno más si es bisiesto). Así que no vas a depender de que tu negocio esté abierto para exponer lo que vendes, en la web lo podrán ver y comprar. O “ficharte” para visitar tu negocio cuando abras.

En conclusión… En la época en que vivimos, donde todo el mundo va pegado a un teléfono, una tablet o un ordenador, los negocios han dejado de ser la “visión” de las personas. De hecho, seguro que nos entendés cuando te decimos que, ahora, cuando sales a un sitio, la gran mayoría de personas con las que te cruzas está mirando un móvil. No miran los escaparates de las tiendas, no se fijan en ellas, pero sí pueden estar en la página web de esa tienda.

Entonces, si tu tienda no está donde ahora miran los ojos de los usuarios, ¿cómo vas a competir y rentabilizar tu negocio? Por eso, un sitio web, es hoy día algo indispensable.

Fuente: Encarni Arcoya para ActualidadEcommerce

NOTICIAS RELACIONADAS